miércoles, 26 de junio de 2013

SEBASTIAN SANTOS ROJAS: Escultor higuereño de profunda religiosidad y misticismo (1ª Parte)

     Cualquier persona que tenga la oportunidad de visitar el núcleo histórico de Higuera de la Sierra, al llegar a la Pza. de la Costitución, encontrará junto a la torre de la Parroquia y frente al Ayuntamiento, sobre un pedestal, la figura de este magnífico artista (obra escultórica de su hijo Sebastián)al que algunos consideramos el personaje más relevante nacido en nuestra tierra, que desarrolló su obra en el siglo XX aunque viese la luz en el XIX (4 de Noviembre de 1895). Hijo de Sebastián Santos López y Ricarda Rojas Ramírez fue el menor de doce hermanos (nueve hembras y tres varones). Su hermana mayor, Pura, tenía 20 años cuando el nació y eso significó el cuidado y esmero que todos ellos pusieron para sacar adelante al benjamín de la familia.Desde pequeño se vio en él unas cualidades que lo diferenciaban del resto de los niños de su edad, pues mientras la mayoría compartía los juegos de calle de la época, él entretenía sus ratos de ocio en fabricar sus figuritas de barro, cosa que enfadaba a su padre, y Sebatián se veía obligado a ocultarlas para evitar riñas de su progenitor. Como consecuencia de sus dotes fue enviado a estudiar a los Salesianos de la Trinidad de Sevilla, gracias al mecenazgo de varias familias higuereñas (las de José Fernández Girón, Francisco Girón Pineda y Rosario Crespo Girón), donde solo pudo realizar dos cursos y a falta de recursos económicos regreso a nuestro pueblo. A partir de esos momentos fue ayudante de su padre, oficial de la construcción, y también en labores agricolas en unas tierras de la familia.
      Al morir su madre, fue enviado a El Pedroso (Sevilla), pueblo donde tenía unos tios que lo acogieron bajo su tutela y lo emplearon en labores agrícolas en fincas de propiedad familiar. Llega el momento de hacer la mili en Sevilla y, aunque lo declararon "util condicional" por no dar la medida exigida en su perímetro torácico y solo medir 1,62 metros de estatura, él busca la formula para no volver con sus tios y se emplea en diverso oficios subsistiendo con grandes estrechece el la pensión de otro higuereño, Juanito "el Majano", que le presta toda serie de ayudas facilitando su estancia con alojamiento gratis en un habitáculo de la azotea de la pensión.
      Tras abandonar los trabajos en una porteria se coloca en los talleres de Cerámicas Montalbán y, posteriormente en Talleres Pavía, asistiendo a clases nocturnas en la Escuela Industrial de Artes y Oficios de Bellas Artes de Sevilla. Por sus habilidades es requerido por Delgado Braquembury para ejercer de vaciadoren su taller, hasta que en 1929 monta el suyo propio en la calle Castelar nº 1, donde recibe el primer encargo. Un "CORAZON DE JESUS" para la Iglesia de San Esteban de Sevilla y, posteriormente, otro para la Escuela Siurot de Huelva. Tras realizar un CRUCIFICADO para la Iglesia de San Jacinto de Sevilla, por el que cobra 3.000 pesetas, contrae matrimonio con Francisca Calero Sánchez en 1933 y se instala en dos habitaciones de la casa donde tenía el taller. Del matrimonio nacieron cuatro hijos: Jesús, Francisco, Pilar y Sebastián. Después trasladó su vivienda, primero a la calle Morgado y más tarde a la calle Santiago nº 36 como vivienda definitiva.
     Fue profesor durante algún tiempo de la Escuela de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría y su obra escultórica fue muy prolífica y artísticamente impresionante. En la Iglesia Parroquial de Higuera destacan las siguientes: SAN SEBASTIAN,SAN PEDRO, SAN PABLO,SAN JUAN EVANGELISTA, SAN JUAN BAUTISTA, MARIA AUXILIADORA,SANTA LUCIA , SANTA BARBARA, SAN BLAS Y SAN RAMÓN NONATO. En la Ermita del Cristo: SANTA ANA Y LA VIRGEN NIÑA. En colecciones particulares existen varias y sus intervenciones en arreglos de varias imagenes han sido constantes. La VIRGEN DE LURDES, en "las Tobas", es otra de sus obras.
      En Sevilla y su provincia destacan: VIRGEN DE LA CORREA (Iglesia de San Leandro), DIVINA PASTORA (Iglesia de Capuchinos), VIRGEN DEL REFUGIO (San Bernardo),SANTA MARTA (San Andrés), VIRGEN DEL PRADO, VIRGEN DEL ROCIO, Nª Sª DE LA MERCED y SIMON CIRINEO (Iglesia del Salvador), MARIA STMA. DE LA CONCEPCIÓN (Iglesia de San Antonio Abad),CRISTO DE LA CENA(Iglesia de la Consolación), VIRGEN DE LOS DOLORES (Cerro del Aguila),NªSª DE LA PENAS (Parroquia de San Andrés), STMA. TRINIDAD (Convento de la Trinitarias),CORAZON DE JESUS (Convento de Sta. Paula),SAN JOSE e INMACULADA(Convento de las Hnas de la Cruz),SANTA RITA Y SAN FRANCISCO (Iglesia de Nª Sª de los Dolores),Nª Sª DE VILLADIEGO (Peñaflor), INMACULADA (Alcalá de Guadaira),VIRGEN DELA SALUD, VIRGEN DE LOS DESAMPARADOS y NªSª DEL SOCORRO(Utrera),LA PIEDAD (Mairena del Alcor)y VIRGEN DE LOS DOLORES (Algámitas). ..../....(Continuaremos)

martes, 4 de junio de 2013

Otro higuereño: DIEGO JOSE NAVARRO virrey de Cuba

    Hace escasos dias, he recibido del Archivo Histórico Nacional una copia del expediente (200 páginas) que sirvió para nombrar caballero de la Orden de Santiago a nuestro paisano Diego José, encontrandose en él numerosos datos sobre su relación con el pueblo que lo vio nacer. Nacido el 4 de Febrero de 1708 y bautizado el 14 del mismo mes en la Iglesia Parroquial de San Sebastián, hijo de Diego Navarro que era natural de Corteconcepción y de Rosa María García de Valladares, ambos de familia de hijosdalgo y hacendados muy pudientes, siendo sus abuelos paternos Alonso Navarro, natural de Higuera, que fue Alcalde de la Hermandad en 1681 y Ordinario en 1682, casado con Catalina Sánchez que era nacida en Los Marines y descendiente de una familia acaudalada, y sus abuelos maternos fueron Juan Hidalgo de Valladares, Alcalde Ordinario en 1674, junto a su esposa Isabel Rufo Rodríguez, nacidos ambos en Higuera.
     La madre murió a los pocos dias de su nacimiento y su padre marchó a Niebla, de donde era Corregidor, quedadando al cuidado de una nodriza y bajo la tutela de su tio Juan García Valladares, cura más antiguo de la localidad, que guió su educación hasta su marcha para ingresar en la Guardia Real, sección de Infanteria, el 1 de Enero de 1732, cuando tenía 24 años, que eran tropas de élite y de dificil acceso si no existián fuertes vinculos con las altas instancias del Reino. Al ser hijosdalgo y tener antecedentes de familiares suyos entre la oficialidad de el Ejército, su ingreso no tuvo dificultades pasando el periodo de formación e incorporandose a la campaña de Italia con el grado de teniente y acabada la misma, después de meritorias acciones en la batalla de Bitondo y caer prisionero, fue canjeado y regresó a España con el grado de Capitán de las Guardias Reales Españolas, equivalente al grado de Coronel en el Ejército Regular.
      Durante su estancia en Madrid pide el ingreso como Caballero en la Orden de Santiago y se inicia un proceso que culminaria con la admisión y concesión del Hábito en 1763, después de pasar las numerosa pruebas a las que fue sometido. El tuvo que presentar su árbol genealógico, hasta llegar a sus bisabuelos, para que tanto él como sus antecesores hasta cuarto grado fueran fiscalizados en lo referente a sus hidalguias, purezas de sangre (no podian ser descendientes de judios, moros o conversos),ni tener oficios viles o mecánicos, ni haber sido condenados por el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición,ni ser bastardos, ni haber cometido delito grave, ni proceder de descendencia sin bautizar y casar por la Iglesia,saber montar a caballo y tenerlos en propiedad, ser hacendados y tener escudo de armas, etc.
     Fueron comisionados por la Orden dos caballeros profesos,uno el seglar llamado Antonio Manuel Carvajal, de los Santos de Maimona (Badajoz) y el otro era religioso del Convento de Santiago el de la Espada de Sevilla,que se llamaba José Tinoco de Castilla,en calidad de Informadores y para ello se desplazaron a Higuera donde entrevistaron a 16 testigos : Diego González,Bernabé Rincón (comisario del Santo Oficio), José Esteban Rufo (alcalde Ordinario y de la Sta Hermandad), José de Chaves,Manuel Manzano,Juan Robledo,Diego Martín,Florencio Gómez,Luis Márquez,Tomás Martín Rufo, José Soriano,José Moreno, Juan Tomás Bejarano, Esteban Rincón, José Ramos y Diego Martín Rufo. Todos ellos dieron buenos informes sobre el Pretendiente a la Orden. Posteriormente, tomaron declaración a testigos de Corteconcepción y de Los Marines, por ser los lugares de nacimiento de el padre y de una de las abuelas de Diego José y todos los informes fueron favorables. Después cotejaron todas las actas de Bautismo y Matrimonio de todos ellos, así como los testamentos otorgados por sus ascendientes. Finalmente, tras la aportación de los Informes al Consejo, se le concedieron los hábitos de Caballero de la Orden de Santiago a Diego José Navarro.
     Posteriormente, participaría en la guerra con Portugal, sería nombrado Gobernador de los Corregimientos de Mataró y Tarragona y, sería nombrado por el Rey Gobernador de la isla de Cuba y Capitán General de La Habana (1777-1781), terminando como Capitán General de Extremadura y, finalmente, miembro del alto mando militar en Madrid. Murió el 8 de Marzo de 1784, a los 76 años de edad, en Madrid y fue enterrado en el desaparecido Convento de la Merced de la Calzada, que fue demolido años más tarde, en el solar que hoy ocupa la plaza de Tirso de Molina.