viernes, 30 de diciembre de 2011

¿FELIZ AÑO NUEVO O QUE DIOS NOS COJA CONFESADOS?

      He querido esperar unos días para comprobar "las buenas intenciones" con las que nuestro nuevo Gobierno encararía esta crisis. Después de las promesas electorales de subir las Pensiones, bajar impuestos, ayudar a los más débiles, crear 3,5 millones de empleos, etc. y de tantas personas que se lo creyeron, pensando que estos "gurús" de la economía tenían las recetas mágicas que el anterior Gobierno con su ineptitud (según ellos) no eran capaces de vislumbrar, hasta yo me lo empecé a creer y, a pesar de mi ideología de izquierdas, dije para "mis adentros": ¡Todo sea por el bien de España!.    
     Empecé  a inquietarme cuando nombraron a los ministros y comprobé que el Sr. de Guindos, nuevo responsable de Economía, había sido el máximo responsable de Lehmam en España y Portugal, el Banco que originó el escandalo universal y arruinó a muchísimas gentes con las hipotecas basuras en Estados Unidos, y me dije "esto es igual que poner a un zorro al cuidado de las gallinas" y me pregunté: ¿Cómo uno de los dirigentes de una entidad que ha arruinado a tanta gente puede ser el "cerebro" que resuelva nuestros graves problemas financieros?. Aun sigo sin comprenderlo. Luego compruebo que de ministro de Hacienda colocan al "inefable" Montoro, que ya lo fue con Aznar y no se distinguió precisamente por sus medidas en favor de los más débiles, pero que había dicho estando en la oposición que las pensiones debían subir el IPC y que no subirían ni un solo impuesto. Hoy se ha quitado la careta y se ha puesto otra de Carnaval, porque hay que tener la cara muy dura para tratar de justificar las medidas que hoy han aprobado en Consejo de Ministros. Han dicho que son medidas de solidaridad y provisionales, ¡toma ya!, porque el déficit en vez del 6 % es de 8 % cuando el del Estado se ha reducido y es el de las Comunidades Autonómicas, casi todas del PP, las que han incrementado dicho déficit. La solución que han buscado es congelar el salario mínimo, por primera vez en democracia, que es el sueldo de muchos jóvenes que acceden al mercado de trabajo. Otra es congelar el salario de los funcionarios e incrementar las horas de trabajo semanales de 35 h. a 37,5 h. La siguiente es subir las pensiones un 1% pero subiendo el descuento de IRPF del 0,75 % al 7 %, lo que quiere decir que a la mayoría le bajaran la pensión (en mi caso me suben un 1 % y me quitarán 2 puntos más de IRPF = me bajan la pensión un 1%).Pero no contentos con ello subirán el IBI de todas las viviendas en casi un 50 % y aplazan la subida del consumo eléctrico hasta después de las elecciones andaluzas. Aplazan el permiso de paternidad hasta el 2013 (ya tengo nietos y a mi no creo que me vaya a afectar pero a los jóvenes sí). Eliminan los 200 euros de ayuda a los jóvenes para el alquiler de viviendas. Crearán un Banco "malo" para adjudicarles los productos tóxicos de las entidades bancarias, con lo que pagaremos todos los errores de ellos. Congelan la aplicación de la Ley de Dependencia con lo que no admitirán nuevas solicitudes. El Ministerio de Fomento rebaja drásticamente su Presupuesto con lo que la inversión pública se paraliza y todo se deja en manos de la privada, que va a tener menos ayudas y menos posibilidades de financiación, con lo cual las contrataciones de personal serán con cuentagotas. Otra que baja es la inversión en I+D+I. Las oposiciones de oferta pública de empleo quedan suspendidas. Y, por último, el narco Oubiña sale a la calle y el juez condenado por prevaricador es de nuevo admitido en la judicatura.
     Conclusión: MAS PARO Y MAS POBREZA. Se ha optado por las teorías de Milton Friedman y se ha tirado a la basura a Keynes. ¡Ahhh...! Aun falta conocer la reforma laboral que tanto anhelan los empresarios y tanto temen los trabajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario