martes, 8 de noviembre de 2011

DESPUES DEL DEBATE RUBALCABA-RAJOY

Anoche me senté ante la televisión y cambie mi costumbre habitual en estos últimos tiempos. Después de una larga trayectoria dedicada a la actividad política que inicié en los últimos años de la dictadura y dió paso a ocupar determidados cargos en la democracia (Concejal, Diputado Provincial, Parlamentario andaluz, etc), ya cansado de ello, retirado por mi jubilación, senti la necesidad de dejar la película de costumbre diaria y presenciar el debate tras la pantalla. No esperaba nada nuevo con referencia a las propuestas de los contendientes, pero siempre queda la esperanza de que salte la sorpresa ante una situación de expectativas en la que los votantes parece que están decantados por la opción conservadora que representa el Partido Popular, en detrimento de la opción progresista del PSOE. El miedo que invade a gran parte de la población española ante un futuro tan incierto, ocasionado por una crisis financiera de tan enorme calado como la que vivimos y que es ajena a cualquier gobierno porque la globalización de la economía les ha quitado casi todo poder de decisión, parece que quiere refugiarse en dar una oportunidad a la más rancia derecha europea de todas las derechas. Herederos, en su gran parte, del franquismo sociológico que subyace en buena porción de nuestra sociedad, dominados por el conservadurismo de la Escuela de Chicago, influenciados por los más rancios vaticanistas de la Iglesia representados por gran número de cargos del Opus Dei y otras sectas de idéntico calibre y amparados por un amplio entramado de medios de comunicación manejados por grupos financieros de especulativos intereses, han conseguido crear un estado de opinión en el que parece no haber otra salida que entregar el poder político a estos señores y que fuera de ese contexto no existen soluciones posibles. En definitiva, que el poder debe pertenecer a la derecha por "designio divino" y todo lo que no sea así es anormal o excepcional. Esa es la idea fuerza que se proyecta hacía la sociedad española y lo grave del caso es que no solo están convencidos los poderosos sino que aquellos que sufren las peores condiciones económicas también comenzaron a creerse eso del "milagro de los panes y los peces" que nos hará a todos felices, gracias a los arcángeles de PP, y arrojará a las tinieblas del ostracismo político a los "malvados socialistas" que nos han llevado a esta situación. Pues preparense para las decepciones rápidas y empiecen a apretarse el cinturon para la perdida de logros sociales que han costado mucho esfuerzo y tiempo conseguir: adios a la igualdad de oportunidades en la enseñanza porque los colegios públicos volveran a parecerse a las Escuelas Nacionales del franquismo, con pupitres envejecidos y la Enciclopedia Álvarez de referente didáctico, el nuevo Catecismo Ripalda que se llamará Catecismo Rouco y el canto del nuevo "Cara al Sol" será el himno de la Gaviota, en versión moderna y gregoriana, el que quiera estudiar una carrera que pase primero por la "exquisita educación" de los colegios religiosos de antaño. La Universidad no puede convertirse en la institución dominada por los becarios del proletariado y volverá a ser el lugar de encuentro de los "hijos de papá" como ha sido durante siglos y nunca debió cambiar. En la Sanidad se volverá a modelo de consulta de médico de cabecera en los ambulatorios, que saben de todas las especialidades como lo hacian antaño, y los hospitales quedarán para aquellos menesterosos que no puedan acudir a las Clínicas Privadas y pagarlas. En el sistema de Pensiones se llegará al convencimiento de que solo se pueden atender los pagos de una mínima fijada para todos los cotizantes, sea cual sea su puesto de trabajo, y el que quiera más que pague su Fondo de Pensiones. De Centros para la Tercera Edad subvencionados "nada de nada", solo el que pueda pagarse su estancia en los privados y los que no a los Asilos de las Hermanitas (dignas de toda mi admiración) que estaban muy bien preparados para ellos. En fin, este es el programa oculto, a medio plazo, que no quiso explicarnos el señor Rajoy para que los incautos sigan creyendo en sus bondades. No he querido decir nada de los matrimonios homoxesuales porque eso lo borrarán de un plumazo en los primeros días de gobierno, igual que Zapatero retiró las tropas de Irak. Bueno, dirán algunos de Vds, y de Rubalcaba ¿qué me dices?.....pues que lo tiene muy difícil, siendo el más preparado e inteligente, que tiene asumido cual será su próximo lugar en el hemiciclo del Congreso (lider de la oposición) y de lo que creo se alegra, dadas las circunstancias actuales de un mundo que mas que globalizado está "globaliado" e impredecible, que no tardará mucho en ver pasar desde el umbral de su puerta el cadaver político de un inepto Rajoy, al que más pronto que tarde, sustituiran sus propios correligionarios por un Gallardón o una Esperanza cualquiera que agravará aun más la situación que padecemos. Su intervención de ayer, aunque algunos la hayan tildado de opositor al futuro Presidente, yo la considero como muy propia de alguien que sienta las bases de aquello que se suele decir: "¡Ya os lo advertí!"..."¡Veis lo que están haciendo éstos del PP!"....."¡Llevaba yo razón pero no me quisisteis hacer caso y así nos va!".

1 comentario:

  1. Satisface saber que la voz de la experiencia coincide con la que me suena en la cabeza.

    ResponderEliminar